El Cuerpo en Transformación, la experiencia del Festival de Cine de Cartagena número 58.

Resumen

Cartagena se devela una vez más frente a mis ojos, la memoria intenta poner uno a uno los ladrillos que construyen las multicolores paredes donde un año atrás había caminado con cándido
ánimo, ya no me es posible, en mi cabeza retumban las palabras de Heraclito, “nadie se baña dos veces en el mismo río” Cartagena, como escribiría Gabo en una carta a la entrada del Museo de Arte Contemporáneo de la Heroica, provoca “1una extraña fascinación con el raro destino de sus casas y sus cosas. Todas parecen tener vida propia tanto más muertas parecen, y van cambiando de forma y de utilidad en el tiempo, mudándose de sitio y de oficio mientras sus dueños pasan de largo por la vida sin demasiado ruido” concluyo que ya no es la misma Cartagena de hace unos meses y “es posible que mis ojos ya no emitan esa luz que enceguecía hace algún tiempo atrás” en la palabras de Fito Páez2, el territorio y el cuerpo han cambiado.

PDF